ÉTICA Y SOSTENIBILIDAD

En Isla de Lobos tenemos una mirada holística en torno a la sostenibilidad y el impacto que causamos en nuestro entorno. Todo es importante: desde dónde provienen nuestros materiales y quién cose nuestros productos hasta la economía de diseño que practicamos y, por supuesto, la forma en que nuestros clientes se conectan con nuestra marca. Es un camino que permite ir agregando pequeños logros cada día para así lograr cambios visibles y cuantitativos que nos acercan hacia nuestro objetivo de ser 100% sostenibles y generar cero desperdicios en nuestro paso por este mundo.

 

Dentro de nuestro estudio, nuestra conducta se basa en guardar cada retazo de tela, cada muestra de color y cada avío que llega a nuestras manos. Por un lado, evitamos así generar basura innecesaria y, por el otro, vamos generando una invaluable biblioteca material que, con el paso del tiempo, se torna cada vez más relevante e indispensable. Somos recicladoras al extremo y extremadamente orgullosas de serlo. Reutilizamos cada esquinita de papel, cada retazo de tela, cada caja de cartón y cada bolsa que se presenta en nuestro camino hasta que ya no queden vestigios de lo que fueron alguna vez. Y lo pagamos a la vez donando materiales que no necesitamos a diversas ONG’s y organizaciones de caridad que puedan utilizarlos.

En cuanto a nuestra ética de diseño, creemos en generar prendas que puedan ser re-utilizadas una y otra vez sin perder rápidamente su calidad. Trabajamos nuestras colecciones en torno a materiales que trascienden temporadas y los reutilizamos incentivando así a que nuestras clientas combinen artículos nuevos con otros de temporadas anteriores. También compartimos con nuestras clientas tips y todo tipo de asesoramiento para ayudar a conservar mejor los productos y darles así una vida más extensa.

Nuestras telas son sostenibles. O bien provienen de materias primas 100% recicladas o bien son seleccionadas de proveedores líderes mundiales en prácticas sostenibles, que acatan las más altas normas  de  control  e  impacto  en el medio ambiente (monitoreando constantemente cada fase de su 

producción para reducir al máximo el uso de agua, energía, químicos y basura). Todos nuestros proveedores cuentan con amplias certificaciones internacionales (por ej. Oeko Tex) que así lo garantizan. En este momento, alrededor del 60% de los géneros que utilizamos provienen de materias primas que son recicladas exclusivamente a nivel post-consumo (por ej. redes y botellas de plástico que son recolectadas de los océanos). Tenemos el firme objetivo de ir incrementando esta cifra progresivamente. De esta forma, contribuimos de manera activa a que se sigan limpiando nuestros océanos. Además, los tejidos que utilizamos no contienen ningún tipo de colorantes azoicos protegiendo así también tu cuerpo y tu piel.

Creemos en promover prácticas éticas y empoderar a los técnicos y colaboradores que forman parte de nuestra producción. Colaboramos con comunidades y empresas con valores similares a los nuestros generando así un cambio a largo plazo. Nuestras alianzas se construyen en torno a la transparencia, la colaboración y valores compartidos. Y así logramos que nuestras prendas no sólo estén hechas “mejor”, sino que además estén hechas de manera “responsable”. Para esto, conocemos personalmente a quienes cosen nuestros productos y nos aseguramos de que sean remunerados de forma justa por su trabajo, que trabajen bajo la normativa legal apropiada y que cuenten con un seguro de trabajo correspondiente.

Como diseñadores, desde nuestro lugar público, tenemos la responsabilidad de generar y promover las causas en las cuales creemos. Podemos hacer la diferencia.

  • Black Instagram Icon
0

     NEWSLETTER